“Dice el diccionario en su primera acepción que correr es andar rápidamente y con tanto impulso que entre un paso y el siguiente, los pies quedan por un momento en el aire. Lo que no dice, en ninguna de sus 45 acepciones es que una vez que empiezas es casi imposible librarse de las ganas de seguir corriendo, mejorar y hacerlo cada vez más rápido y  mejor.”

El “Club de Atletismo Los Rosales” está dirigido por Roberto Muñoz Corchero, profesor de Educación Física del Centro y alma del deporte escolar. El proyecto comenzó para impulsar el deporte y el ocio saludable entre las familias de nuestro Colegio, al igual que otras actividades como senderismo y rutas en bicicleta. Aunque sin duda, son las carreras populares del IMD un éxito que enriquece nuestra labor educativa.  El Colegio se encarga de inscribir y entregar los dorsales a los participantes. Se organizan quedadas los días de las carreras en los que convivimos todas las familias; nos animamos, desayunamos y celebramos nuestros éxitos: llegar a meta con ilusión y contar cada año con más corredores. Desde las clases se fomenta la práctica del deporte a través del currículum y el gusto por las competiciones, sin ser entrenamientos específicos. Ya que nuestro afán no es ganar, sino la práctica sana y lúdica de cualquier modalidad deportiva. Para ello contamos con un patrocinador, “Bilio’s”, que nos ayuda en esta labor. 

En palabras de Sergio, padre del Colegio, el club de atletismo no solo ayuda a los padres a mantenerse en forma, sino que también crea lazos de amistad con otras familias. Para él, correr con Los Rosales significa pertenecer a un club cuyo objetivo fundamental es el fomento del deporte y la educación de los niños, así como la convivencia entre los padres; ya que ve muy importante inculcar desde muy pequeños el deporte, tanto desde casa como en el Colegio. Pero en nuestro Club, no solo corren los padres y alumnos. También los profesores y el personal de servicios, se anima a participar. Beatriz comenzó en esto de las carreras en una nocturna, hace ya unos años, impulsada por su hijo mayor. “Desde entonces seguimos corriendo, ¿Qué nos aporta? a mí el convencimiento de que el esfuerzo siempre tiene recompensa y a la familia la sensación de equipo con la que siempre hemos querido educar a nuestros hijos. Lo mejor, la capacidad de sacrificio que he descubierto en mi hijo que a sus 14 años llega ya muy por delante de nosotros en la meta. Cuando la atraviesa me doy cuenta de que correr no es sólo andar rápidamente y con impulso entre un paso y otro por más que lo diga el diccionario.”

Texto: Lucia Vahi Sánchez de Medina Maestra y psicopedagoga Tutora Infantil – Colegio Los Rosales.

https://twitter.com/CELosRosales

https://colegiolosrosales.net/

Publicidad: