Antes de comenzar a indicarte cómo debe de escoger una prueba deberás ver otros factores. Uno de ellos es preguntarte si estás preparado física y mentalmente para superar un deporte de alto riesgo que es la maratón. A partir de ese momento deberás programar la prueba que debes de escoger. En los siguientes puntos de desglosamos nuestros consejos:

·         Es preferible que corras en tu ciudad donde podrás entrenar en los diferentes tramos de la prueba asumiendo su relieve y el estado del pavimento: “Trabajo de campo”.

·         Si te asesora un entrenador es preferible que haya sido maratoniano y no te rijas por planes realizados por falsos profetas en revistas o web especializadas. Generalmente realizan “copia y pega” de planes de estudios universitarios que reducen los tiempos de entrenamientos y kilómetros basándose en preparaciones dirigido a la élite. Recuerdas que eres una persona normal y corriente que no vives de esto.

·         Tienes que valorar si entrenas solo o en grupo, al ir acompañado puedes “reventarte” al ir a un nivel superior y al contrario si lo haces con personas que van más lentos. Por tanto debes de escoger muy bien los tiempos y la velocidad. Eso mismo pasa con las series, para que quieres hacer series a menos de 1 minuto de ritmo de competición si no puedes asumir ese ritmo, hazlas a 20 segundos o 30 por debajo del día de la prueba.  

·         Deberías pasarte por un podólogo o un traumatólogo para aconsejarte qué tipo de zapatillas debes escoger. No te dejes aconsejar por un comercial seguramente te venderá” las zapatillas que más beneficio económico obtenga.

·         Para escoger una prueba déjate asesorar por corredores experimentados. Los actuales runner no han vivido los comienzos de las primeras ediciones y no te sabrían guiar tan fidedignamente al conocer únicamente la época actual.

·         No busques consejos de revistas especializadas generalmente promocionan pruebas organizadas por ellos mismo. Ese es el caso de la Maratón de Sevilla desde que la organiza Motorpress-Iberica  para “muchos” ha bajado el nivel igualándose a maratones comercializadas como la de Madrid o Barcelona. Incluso poseen una certificación dada por las Federaciones  conseguida cuando el corredor ha pagado  5 € como en el caso de la capital hispalense o malagueña. Este “canon” recoge un seguro por lesión por tanto no adquiera la ampliaciones de las organizaciones que ofrecen sus patrocinadores. Curiosamente son casas aseguradoras como en el caso de Barcelona, Málaga, Sevilla, Donostia…

·              Las pruebas con categorías de oro, plata o incluidas en calendarios federativos como estamos comentando no tienen ningún tipo de relevancia. Generalmente estas menciones son acreditadas cuando se aceptan unas un arbitrios económico por parte de las empresas organizadoras.

·         Si tienes que desplazarte no lo hagas por agencias especializadas en este tipo de eventos, seguramente te cobraran un sobre coste por la venta del dorsal como en el caso de New York. Hazlo buscando ofertas en medios oficiales de compañías de transportes o por agencias de viajes serias. Si te traslada el mismo día procura que el viaje no dure más de dos horas.

·         Busca un hotel cercano a la “meta” aunque esté alejado de la feria del corredor. Repetimos desde que se han comercializado las maratones a las empresas organizadoras reducen costes descentralizando los servicios.

·         Prepara la mochila con mucho cuidado sin olvidar ningún detalle no abuses de relajantes musculares ni espráis. El dolor es la recompensa a un trabajo bien entrenado pero nunca seas temerario si persiste.  Te aconsejamos que lleves una pieza de fruta o de carbohidrato de rápida consumición, como seguimos repitiendo al bajar la calidad de las pruebas se reducen costes en este aspecto.

·         La noche antes seguramente te costará dormirte, normal, no te preocupes. El trabajo que has realizado va a cundir y conseguirás tu meta.

·         Colócate el dorsal al pecho como indica la reglamentación internacional, olvídate de los “dorsaleros” no son actos para la maratón o la práctica de cualquier actividad atlética.

·         Durante la pruebas vas a sufrir, no te preocupes de los tópicos como el  muro o de cualquier otro mito. En cualquier momento puedes darte la habitual “bajona” que debes estar preparado para supera. Siempre debes de valorar si llegar a la meta es lo más aconsejable, recuerda una retirada a tiempo es una victoria.

·         A demás de sufrir debes de hidratarte y comer solido, combina la glucosa (frutas) y sales minerales (bebida isotónica) si no fuera así puedes descompensar los niveles provocando la llamada “pájara” como la llaman los ciclistas.  Las galletas energéticas y geles algunas veces son de efecto placebo, olvídate de los consejos de grandes marcas publicitarias.

·         Si llevas GPS no te “fíes” los kilómetros que marca en su pantalla, si la carrera la han homologada está medida por magníficos jueces nacionales. El trazado está marcado en diagonal o 30 cm del bordillo de la acera y seguramente no seguimos esas pautas para avanzar.

·         Cuando cruces la meta después de saludar a los amigos y saber que eres la persona más “grande del mundo”. Debes de hidratarte y consumir alimentos apropiados antes de estirar o darte el típico masaje. Si te has lesionado déjate aconsejarte por los servicios médicos ellos están para ayudarte.

·         Para finalizar, maratoniano ( o maratonista) eres muy grande como para dejar de soñar con la siguiente maratón.

 
Publicidad:

Publicidad: