Empezamos una serie de artículos sobre el entrenamiento de resistencia y velocidad en otros deportes. Por afinidad y amistad con corredores que han jugado al rugby como en el caso de los internacionales Juan Manuel Pérez o José Miguel Villáu comenzamos esta serie de artículos. Para aquellos que no conozcan este noble deporte debemos dar unas pequeñas nociones básicas. La primera norma es pasar con la mano el balón hacia atrás y sólo se puede patear hacia adelante con el pie nunca con otra parte del cuerpo. Los equipos se compones de 15 jugadores divididos básicamente entre dos líneas. La primera de ellas es el paquete delantero que son los más fuertes y más resistentes. La otra son la línea defensivas que su gran potencia le exige mayor velocidad siendo los alas (laterales en otros deportes) los más representativos en este aspecto. Las principales jugadas o más vistosas son las agrupaciones la Maul donde los jugadores se agrupan resguardando el balón y empujando de pie a los contrarios. Otras es la melé donde tras ser sancionado un equipo, se introduce el balón en una formación flexionada en paralelo al piso del campo para disputarse el balón. Como hemos dicho anteriormente estas jugadas son realizadas por los más voluminosos o los gordos como se les denomina cariñosamente. Una vez que el juego está dominado por la energía derrochada en las agrupaciones, el balón pasa a la llamada línea de tres cuartos para jugar a la mano y emplear la mayor rapidez en el juego hasta la línea de marca.

Para desarrollar las técnicas de entrenamiento nos dirigimos a la directiva del Ciencias Rugby de Sevilla el cual nos atendieron magníficamente. En especial  su entrenador Manuel Mazo, su preparadora física Gema Sánchez que también es jugadora de las Cocodrilas que acaban de ascender a División de Honor y sin olvidarnos de Juan Carlos Ogazón responsables de medio de la entidad.

Técnica de entrenamiento.

Las técnicas de entrenamientos han cambiado en los últimos tiempos. Actualmente la resistencias y de velocidad las realizan en grupo sin especificar su posición en el campo.

La velocidad las realizan utilizando series:

  • Cortas de 10 segundos y repitiéndolas entre 8 y 9 veces.
  • Largas de 20 segundos.

Se repiten durante 10 minutos y tras su finalización se realizan tocatas ( placajes sencillos sin forzar al contrario).

Para aumentar la resistencia se utilizan telabamk (gomas elásticas) y lastre.

Durante el calentamiento se emplean técnicas de carreras de una forma dinámica complementadas por los típicos cambios de dirección que el rugby exige.

Durante la pretemporada se aumenta la carga de resistencia y de velocidad por el contrario mientras transcurre la competición se debe de bajar este tipo de entrenamiento para pasar a la parte más técnicas del juego. Al entrenar tres veces a la semana el primero de ellos día, el martes se trabaja : fuerza, resistencia y velocidad. El miércoles se depura el trabajo de coordinación para aumentar la fuerza y entre medio de los ejercicios se realiza unas pausas para aumentar la resistencia. El último día el capitán del equipo siempre en coordinación con el entrenador dirige las técnicas y las tácticas de juegos. Dividiendo el trabajo con el paquete de delanteros, la línea defensiva para después unificarlos en la última fase.

Tras finalizar el planteamiento físico con Gema Sánchez, tuvimos la oportunidad de conversar con Manuel Mazo el entrenador del equipo científico. Nos explicó que según la buena marcha del equipo podía dosificar al equipo al utilizar unos 45 jugadores a lo largo de la temporada. Sin duda es un elemento muy importante para recuperar a los hombres al ser un deporte de contacto continuo. Particularmente le gusta trabajar de una forma intermitente coordinando la resistencia y la velocidad. Realizando un test “interválicos” de aeróbico con series entre 10 y 6 segundos con esfuerzos entre un 80 al 90 % de intensidad.

Damos las gracias a la directiva, al entrenador y a la preparadora física del Ciencias Rugby Sevilla, por el trato y las facilidades dada. Sin duda la familia del rugby demuestra los grandes valores que su nobleza le exige.

 

PUBLICIDAD:bannermuchodeporte11