Hasta hace poco la organización de las pruebas deportivas en las modalidades de Triatlón, acuatlón o duatlón dependía directamente de los permisos otorgados por la Federación de Andalucía. Actualmente con la aprobación de la nueva Ley del Deporte esta forma de gestionar las pruebas se deroga o se regula como indica en su capítulo XVII de dicha ley.

             Respecto a las competiciones no oficiales, se establece un control a priori de las mismas en esa finalidad de protección de los deportistas que preside el carácter de esta ley, mediante la figura de la comunicación previa de la organización a la Consejería competente en materia de deporte o a la entidad local, en su caso. También supone una regulación novedosa el reconocer, entre otros, a las federaciones deportivas la posibilidad de organizar competiciones no oficiales, para las que además podrán establecer títulos de participación específicos, distintos de las licencias deportivas, denominación que queda reservada para designar el instrumento que permite la participación en competición oficial.

Para nuestro punto de vista en que puede beneficiar esta nueva legislación. Seguramente en muchos aspectos:

  1. No convertir las federaciones en asociaciones con ánimo de lucro. Estas entidades deben de gestionar sus fondos para no multiplicarlo como si fueran una empresa privada. Como sucede en otros deportes más mayoritarios donde sus directivos están a la espera de sentencia.
  2. Respetar la libre competencia entre las diferentes empresas, clubes u organismos públicos que deseen organizar pruebas dentro del territorio andaluz.
  3. Fiscalizar la organización de eventos deportivos por parte de la Junta de Andalucía para no beneficiar a entidades en perjuicios de otras.
  4. Provocar la desaparición de empresas nacida al amparo de antiguos federativos que actualmente “pudieran” ser beneficiados en perjuicio de terceros. Seguramente no podemos “demostrarlo” pero la “rumorología”  es muy desalentadora.
  5. Quizás el control del doping en estas pruebas no sea tan sebera como las federadas. Pero habría que recordar que ex olímpicos han sido señalados por la prensa y nunca se han querellado contra estas informaciones. Sólo se han defendido levemente en foros donde las presiones no iban a ser muy dañinas al responder preguntas muy amistosas.

Pero para llevar a cabo esta dura misión los políticos deben poner todo de su parte, cumpliendo el “Código de Buen Gobierno de las Federaciones” publicado en el Anteproyecto de Ley. Debiendo dejar de acudir o hacer acto de presencia  a los eventos que incumpla la normativa vigente. En definitiva crear leyes sirve para cumplirlas no para ser un mero espectador o aficionado al deporte.

PUBLICIDAD:bannermuchodeporte11

Publicidad: