Havie Rosales conocido como experimentado corredor de fondo y de trail en Sevilla, nos da su opinión sobre la forma de correr en las carreras de montaña.

No me considero lo suficientemente preparado como para decir que debes o que no debes hacer, al fin y al cabo solo llevo 10 años aproximadamente en esto de las carreras y unos 8 en esto de los trail, que entonces se denominaban carreras de montaña o carreras por montaña, pero como ni tengo vergüenza ni la conocí nunca os voy a contar que es esto de los trail, y lo voy a intentar analizando a sus actores. EL TRAIL. Hoy en día básicamente es una carrera por el campo cuyo desnivel varía desde los 300 metros positivos a los 1000 positivos o más… Depende de lo moderno de los organizadores llamarlos Trail,Cross o carreras de montaña, en todos ellos, o en casi todos, los circuitos varían de año en año, normalmente aumentando el desnivel y los kilómetros hasta que un año se caen las inscripciones y entonces es la señal de que se han pasado con la dureza y/o los kms. Los hay que parecen comuniones de la cantidad de avituallamientos, hasta los que presumen de ser autosuficientes y solo te dan agua o ni eso, no siempre es así pero muchas veces depende de si están en ediciones de captar clientes o están consolidados y tratar de aumentar beneficios, o ajustar precios, que no siempre las cosas se hacen por el vil metal. La queja principal de los corredores recién llegados del asfalto suele ir por la falta de señalizaciones, llamadas balizas, cosa que nunca es responsabilidad de los organizadores siempre son: Los cazadores, los jóvenes del pueblo o unos “gilipollas”-sin faltar el respeto- que pasaron y que quitaron las balizas… Este problema se solventaría si se publicasen los tracks definitivos antes de las carreras, ya que casi todos los corredores tenemos gps, aunque la mayoría lo usen como si fuera un Casio, pero lo normal es apuntarse a ellas sabiendo solo la fecha y los kms, el desnivel y track no siempre se sabe o se cambia a última hora por imprevistos. Las clasificaciones suelen medirse por la de la Federación de Montaña, que suelen estar desfasadas ya que tienen una megacategoría que va desde los 51 años hasta los 337 años, cuando mientras más categorías más premios, más gente contenta, y más clientes… De ahí que los más avispados las pongan con premios no acumulativos, otros no, son tan puristas que creen que uno que haya llegado 5 no debe subir al cajón aunque el primero haya ganado la general, su categoría y la de local acumulando tres garrafas de aceite y 5 bolsas de magdalenas, que ha de repartir so riesgo de comérselas tan duras que muera engollipado en el intento. Respecto a las camisetas, hay trail que solo se las dan a los finisher… Con la consiguiente duda de que hacen con los que no llegan, se retiran, no se presentan…Las malas lenguas dicen que se reparten entre familiares y allegados, que si el que ha pagado pero no ha llegado no es digno de tenerla, el familiar o amigo que no ha corrido en su puñetera vida sí que es digno 

de ir con ella a la playa, que luego le ves la barriga y si fuiste de los que no acabaste te amargas al ver que ese tonel humano pudo y tu no. Modestamente creo que las prendas son publicidad de tu carrera, son gente que te va promocionando la carrera por donde van, y publicidad para los patrocinadores que pagan porque sus camisetas lleguen lo más lejos posible… pero claro, yo de esto como de física nuclear ni idea. LOS CORREDORES. En este apartado los hay de muchas categorías, la mayoría son gentes provenientes del asfalto que o bien porque se cansaron de luchar contra el crono, en las carreras de trail el ritmo lo pone el terreno y no tu Garmin, o bien porque descubrieron que por el campo además de correr se hace turismo, se ve algo más que la nuca del de delante, se sube andando si la cuesta es pronunciada, salvo que seas el Chileno… Por la razón que sea han decidido dejar el asfalto e irse al campo, en este tránsito hay personas sensatas, corredores de medias maratones o maratones que van a carreras cuyo kilometraje conocen. Pero también hay un género nuevo, corredores de 10.000 de asfalto que sin haber nunca hecho una media deciden que están preparados para ultratrails, y pasan de 10 kms en asfalto a 70 kms en trail o 100 o 100 millas… La insensatez humana no conoce distancias… A nadie en su sano juicio se le ocurriría pasar de correr un 10.000 a correr en asfalto una carrera de 70 kms, pero con la excusa de se puede andar se soluciona todo, además los organizadores en la mayoría de los casos no exigen ningún tipo de preparación previa, se exalta el esfuerzo, la heroicidad, lo suprahumano de la distancia o el desnivel y no se incide en que lo más bonito de una carrera es el entrenamiento previo, que una carrera dura en el mayor de los casos 24 horas pero los entrenamientos han debido ser de meses. Al menos en la mayoría de los casos los corredores somos conscientes de nuestras capacidades y a diferencia del asfalto no adelantas a nadie en el km 6 que ves que viene andando desde el principio, en el trail casi todo el mundo sabe que el desnivel te coloca en tu sitio y no hay esas apreturas por pasar primero por la primera curva, además el hecho de caminar te permite hablar, relacionarte con otros corredores lo que hace que el ambiente sea mucho más distendido, sea más de deportistas que de competidores. El post carrera suele ser también muy diferente, la mayoría se sigue quedando al sorteo de regalos y comida del final, entablando amistad con los otros lo que va creando vínculos que van más allá de las carreras. De todos modos también está el corredor que se apunta a carreras que sabe que no puede terminar, yo lo he hecho, solo por el reconocimiento del esfuerzo, de lo heroico, y si las condiciones meteorológicas son duras mejor, en plan Felipe II “Yo no envié mis naves a luchar contra los elementos”… Solo el ego humano es superior a nuestra estupidez… CONCLUSIÓN. Si te gusta correr por asfalto te encantará correr por el campo, pero que te guste correr por el campo no quiere decir que te tenga que gustar subir o bajar cerros como si el “espíritu de una cabra” se hubiera apoderado de ti, además deberías de hacerlo de modo gradual, pero bueno, como dije al principio no soy nadie para decir que debes o no hacer, que con “mis problemas con la cerveza” estoy yo para ser gurú de nadie… Eso sí, huye de los superlistos que se lo saben todo y aprende por ti mismo, te servirá para mejorar tu autoestima y para no hacer responsable a nadie de tus errores, que los vas a tener como los seguimos teniendo todos, y cuando descubras lo maravilloso que es correr por el campo deja de apuntarte a todas la carreras y vete a entrenar con los Hispatrail.